Enter your keyword

El éxito profesional, más allá del intelecto

El éxito profesional, más allá del intelecto

La necesidad de incrementar nuestra Inteligencia Emocional.

El World Economic Forum, basados en estudios del Nobel James Keckman y su equipo, aluden que el co-eficiente intelectual no tiene nada que ver con el éxito profesional, ponen en tela de juicio posturas frente a lo que se cree en cuanto a la intelectualidad y le dan importancia a la gestión de las emociones para el óptimo desempeño profesional. En el artículo del pasado 19 de abril, se dice que es hora de dejar a un lado las creencias sobre que lo único importante es el desarrollo intelectual para tener éxito en lo profesional (y también en lo personal), haciendo énfasis en que es más importante desarrollar la personalidad suficiente para ello. En otras palabras: el coeficiente intelectual rara vez importa al hablar de éxito profesional.

Frente a lo anterior es necesario replantear ámbitos laborales pero también los escolares a todo nivel. La educación emocional debe ser un factor determinante en en los estamentos educativos. Para ello, se requieren docentes formados y convencidos de la importancia de que los estudiantes deben formarse en aspectos que les lleven a elevar su inteligencia emocional más que la intelectual. Se puede afirmar que las emociones cuentan con un papel transversal a las diferentes instancias de la vida, entre ellas los aspectos profesionales o laborales. Se habla por ejemplo de la importancia del desarrollo emocional en profesiones de alto riesgo o de mucha responsabilidad. Un ejemplo claro es el papel que cumplen las emociones para quienes están en el ámbito comercial, los cuales están expuestos al rechazo de manera constante y deben seguir al frente luchando por el cumplimiento de las metas; no podríamos imaginarnos un piloto a cargo de un Airbus que tenga conflictos emocionales o dudas en su interior, a la hora de tomar decisiones que quizás salvarán la vida de cientos de personas.

También es importante añadir que el desarrollo de las emociones extenderá la capacidad creativa. El ejercicio creativo permea todas las esferas profesionales, desde aquellas que se jactan de tener perspectivas cuantitativas o de ser ciencias exactas, hasta aquellas que son de tipo cualitativo donde se respira un ambiente subjetivo a gran escala. Por eso es relevante el análisis y la reflexión de aspectos como la actitud como aquel sentimiento interior que finalmente se expresa en nuestra conducta, tal como lo explica Jhon Maxwell en su libro actitud de vencedor. Aunque en ocasiones definir que es la actitud es difícil, es fundamental reconocer, como ésta cumple un papel importante en el desarrollo de lo bien que hacemos las cosas.

Se hace imprescindible una revisión de la perspectiva que tenemos frente a la gestión de las emociones y el papel que juegan estas en todas las esferas de la vida. Al igual, se hace necesario adelantar estudios sobre la sinergia que puede existir entre el desarrollo conjunto de intelecto y personalidad.

Bolívar Palechor Guzmán Msc

Magister en ciencias de la organización. Universidad del Valle

No Comments

Post a Comment

Your email address will not be published.

¿Necesitas ayuda?